caceresverde-obra-parking-primo-de-rivera-2

Yo soy el espacio donde estoy.
-Paul Elouard –

La Arquitectura consiste en la proyección de espacios generadores de bienestar, empleando para ello el arte, la ciencia, y el respeto.
-Lakshmana-

… la arquitectura se compone de orden, disposición, proporción y distribución…
-Vitubio-

Obviedades

La representación mediante la pintura puede tener varios soportes y distintas herramientas para ser utilizadas, tales como lienzo, papel, carboncillo, óleo, acuarela,…

La música se produce mediante instrumentos musicales, guitarras, violines, piano, baterías, trompetas,…

La escultura es soportada por el mármol, el barro, la cerámica, la madera, el acero, el bronce,…

El espacio de la ciudad se construye con materiales, pueden ser ladrillos, piedras, árboles, vidrio, agua,…

La mayor o menor capacidad del pintor, el músico, el escultor, el arquitecto, … para manipular esos elementos le posibilitará llegar a producir una obra de arte, un objeto bello, algo placentero, digno, vulgar, horroroso, …

Las piezas del juego

Piezas del grupo A:

caceresverde-obra-parking-primo-de-rivera-rampa-ascensor

Piezas para jugar: tres rampas en el acerado público, dos ascensores en la vía pública, dos escaleras en la calle y varias rejillas dispersas entre calzada y aceras por donde saldrá humo de los coches y aire caliente, eliminación generalizada de árboles, …

caceresverde-obra-parking-primo-de-rivera-rejillas-escaleras

 

Piezas del grupo B:

caceresverde-obra-parking-primo-de-rivera-agua

caceresverde-obra-parking-primo-de-rivera-vegetacion

 

 

Piezas para jugar: agua, árboles, piedra natural y madera. No necesitamos más.

 

El juego

Imaginemos que a cualquiera de nosotros nos dan las piezas de un puzle, ellas serán nuestros elementos para organizar el espacio, el puzle con piezas del grupo A y el puzle con piezas del grupo B.

El juego consistirá en ordenar una calle de nuestra ciudad, por ejemplo, ¿por qué no?, la de Primo de Rivera.

Desde luego con el grupo A difícilmente saldrá nada que merezca la pena, sólo imaginar el resultado pone la piel de gallina.

¿Y con las del grupo B?, es fácil pensar que dependerá de la capacidad del que maneje las piezas, pero el mundo de posibilidades se nos antoja infinito, y el espacio público generado de saber utilizarlas adecuadamente nos hace querer disfrutarlo.

¿Nos merecemos los ciudadanos de Cáceres sólo poder contar con las piezas del primer grupo?, ¿qué mal hemos hecho para ser tratados así?.

 

Como véis, tanto hoy como en mi anterior artículo, empleo la palabra garaje en lugar de parking. La razón es sencilla: la segunda enmascara la realidad, la primera la define tal cual es.
Share This