En nuestro anterior artículo alertábamos sobre la salvaje poda a la que fueron sometidos los escasos árboles que aún quedan en la Avenida Primo de Rivera, y dijimos que desde CáceresVerde pediríamos de nuevo explicaciones y responsabilidades al Ayuntamiento de Cáceres.

Pues bien, así lo hicimos el pasado lunes. En la foto de arriba, nuestra compañera Julia Suárez responde a los medios de comunicación ante la puerta del Registro General del ayuntamiento cuando, junto a otros miembros de CáceresVerde, registraron un nuevo escrito en el cual denunciamos los hechos de la pasada semana (así como las talas de más árboles en teoría no afectados por la obra, perpetradas el pasado 20 de julio) y volvemos a pedir justificación sobre el porqué de los daños causados a nuestro patrimonio verde y a exigir responsabilidades sobre los mismos.

En esta ocasión, aparte de las personas que firmamos directamente este escrito, contamos con el respaldo de casi 1.500 ciudadanos más, ya que la solicitud de explicaciones y responsabilidades sobre los árboles que no deberían haber resultado afectados por esta obra es precisamente uno de los puntos recogidos en las hojas de firmas que presentamos en el Ayuntamiento de Cáceres el pasado 7 de julio.

La (tardía) reacción del Ayuntamiento de Cáceres

El colmo es que, un par de días después de presentar nuestro nuevo escrito, nos enteramos por la prensa de que el Ayuntamiento está pendiente de recibir un informe de la empresa del parking:

El equipo municipal de gobierno está pendiente de recibir un informe de la empresa que acomete las obras del Parking de Primo de Rivera sobre la última poda realizada el 11 de agosto, según informaron ayer sus servicios de comunicación. Esta actuación en el arbolado de la avenida ha motivado una nueva denuncia del colectivo Cáceres Verde, que la ha calificado de “indiscriminada” y ha presentado un escrito en el Registro Municipal en el que exige que se explique su necesidad mediante el proyecto de construcción u otros informes.

Lo dije en mi anterior artículo y me lo corrobora ahora el propio ayuntamiento: la ciudad de Cáceres tiene el peor tipo de ayuntamiento que una ciudad puede tener: un ayuntamiento que no vela por el patrimonio de sus ciudadanos. Me lo corrobora porque, si el ayuntamiento tiene que esperar a que un colectivo denuncie lo que pasa de forma tan flagrante en pleno corazón de la ciudad para empezar a reaccionar, es que el ayuntamiento no cumple con sus obligaciones.

La pasada semana, antes de cerrar mi artículo anterior, llamé a la Sección de Parques y Jardines para conocer de primera mano a qué respondían los destrozos realizados y para saber si los servicios municipales habían participado en ellos o al menos tenían conocimientos de los mismos. El jefe de la sección estaba de vacaciones pero me dijeron que en cuanto volviera el capataz a las oficinas de Parques y Jardines me llamaría para informarnos sobre este asunto. Aún estoy esperando. Y conste que no estoy escribiendo esto como queja de que no me devolvieran la llamada; desconozco las circunstancias y puede que realmente no pudieran llamarme por los motivos que fuera (entre otros porque quizás ni siquieran tenían información suficiente). Lo que sí quiero recalcar aquí es que si es la empresa del parking la que ha actuado por su propia cuenta sin contar con el Auntamiento, no me cabe en la cabeza por qué éste espera a la semana siguiente para pedir explicaciones.

Es más, ni siquiera entiendo por qué el ayuntamiento pide un informe a la empresa en lugar de actuar con toda la contundencia necesaria, de inmediato y abriendo un expediente sancionador directamente para empezar. Si cualquier ciudadano se pusiera a destrozar el patrimonio de todos en su propio interés, ¿cree el lector que el ayuntamiento se limitaría a pedirle un informe para justificar sus actuaciones, días después de los hechos y sólo después de que otros ciudadanos hayan tenido que denunciarlo ante la pasividad del ayuntamiento?

Todo el monte es orégano en Cáceres

Cualquier ciudadano que quiera o necesite modificar algo dentro de la ciudad tiene que pedir permisos o informes favorables al ayuntamiento. Sin embargo en Cáceres se vuelve a rizar el rizo y ahora resulta que es el Ayuntamiento de Cáceres el que está esperando un informe de la empresa privada responsable de la obra del parking. Increible, pero más increible aún es que además sólo lo haga después de que CáceresVerde haya denunciado los hechos sobre los que ahora se pide el informe, y todo ello sin haber contestado previamente a otros escritos anteriores, como por ejemplo a uno que mañana cumple 3 meses desde su presentación, y a pesar de que en él se piden explicaciones y responsabilidades con el respaldo de 1.500 ciudadanos a los que el ayuntamiento está ninguneando de forma descarada.

Pero, pensémoslo bien, todo lo que está pasando es bastante lógico. Imaginemos por un momento que una empresa cacereña se quedara con el contrato de un negocio millonario, pongamos por ejemplo en Soria, y se diera cuenta de que el ayuntamiento de esa ciudad pasa completamente de los intereses de sus ciudadanos, hasta el punto de ni siquiera contemplar en el anteproyecto de la obra objeto del contrato que existen árboles en la zona de actuación. Los responsables de la empresa ven además que, en caso de que dejaran colgada la obra, no tendrían que responder de los árboles talados o dañados porque el ayuntamiento de la ciudad pasa absolutamente de ellos. ¿Qué pensarían? Lógicamente, que todo el monte es orégano, y que es un chollo para una empresa privada trabajar en una ciudad con un ayuntamiento así. ¿Que aún les estorban algunos árboles después de haber acabado con casi todos? No hay problema. Se podan, se talan, o lo que haga falta. Todo el monte es orégano en esta ciudad… para algunos.

Como comentario adicional al artículo anterior en el que denunciábamos la salvaje poda realizada añadí que, en cualquier ciudad distinta de Cáceres, cabrían 3 opciones:

1. Si esta poda la ha hecho el propio ayuntamiento, alguien tendría que dimitir.

2. Si esta poda la ha hecho la empresa sin el consentimiento del ayuntamiento, alguien tendría que dimitir.

3. Si esta poda la ha hecho la empresa con el consentimiento del ayuntamiento, alguien tendría que dimitir.

Pero hemos de recordar que estamos en Cáceres, no en Soria ni en ninguna otra ciudad, y por supuesto no en Burgos, donde los ciudadanos consiguieron parar una obra que iba a acabar con muchos de sus árboles.

De acuerdo con la reacción del ayuntamiento, podemos entender que el supuesto en el que nos encontramos es el número 2 (la poda la ha hecho la empresa sin el consentimiento del ayuntamiento). Sentémonos, pues, a ver qué ocurre ahora….

Perdonen las molestias

Desde el Ayuntamiento de Cáceres nos tratan como si nuestro objetivo fuera molestar y protestar porque sí, porque está en nuestro ADN hacerlo. Incluso han llegado a decir que nuestro único objetivo es “intentar criticar un proyecto positivo para la ciudad de Cáceres omitiendo a la ciudadanía los datos objetivos“.

Pues no, no nos gusta tener que ocuparnos de esto. Nos encantaría no tener que hacerlo. Estaríamos encantados de que fuera el ayuntamiento de nuestra ciudad quien velara por el patrimonio de todos los ciudadanos.

Pero mientras no sea así, perdonen las molestias, pero seguiremos molestándonos y molestándoles todo lo que sea necesario.

El nuevo escrito

Por último, a continuación tenéis el contenido completo del último escrito presentado:

 

caceresverde-escrito-poda-salvaje-primo-de-rivera-sellado

Escrito entregado en el Registro del Ayuntamiento de Cáceres con fecha 17 de Agosto de 2015

Share This