Esta mañana un grupo de personas de entre las que formamos CáceresVerde nos hemos acercado al Registro del Ayuntamiento de Cáceres para entregar 1.487 firmas de apoyo a nuestras iniciativas.

Después nos hemos enterado que, como respuesta a este acto de entrega de firmas, el Ayuntamiento, mediante el portavoz del equipo de Gobierno, Rafael Mateos, ha replicado con algunas declaraciones como las siguientes, según hemos podido leer en el Diario Hoy:

En cuanto al caso concreto de Primo de Rivera, el proyecto que se está acometiendo de una nueva infraestructura generará que algunos ejemplares (de árboles) se tengan que retirar, “pero en todo momento está garantizada la reposición de los ejemplares que, además, duplicará al número actual“, insiste Mateos.

El colectivo Cáceres Verde ha recibido información de “primera mano” sobre este asunto y explicaciones tanto desde el área de Infraestructuras como del de Medio Ambiente, por lo que se considera que “el único objetivo es intentar criticar un proyecto positivo para la ciudad de Cáceres omitiendo a la ciudadanía los datos objetivos sobre la gran labor que se hace desde los servicios técnicos de Parques y Jardines“.

Sr. Mateos, no le conozco personalmente y por tanto imagino que no asistió a la Mesa Redonda que organizamos hace menos de una semana en el Ateneo de Cáceres. Pero al menos podía haber pedido información a quienes sí asistieron o incluso participaron.

Si hubiera asistido, se habría dado cuenta de que no sólo contamos con el Jefe de la Sección de Parques y Jardines, a quien invitamos desde el primer momento a participar, y de que no queremos omitir a la ciudadanía ningún “dato objetivo”. En primer lugar, porque se le brindó la oportunidad de participar y de aportar todos los datos que quiso. Y en segundo lugar, porque da la casualidad de que D. Miguel Durán fue quizás la persona que más habló de entre todos los participantes en la mesa redonda.

Si hubiera asistido, se habría dado cuenta de que uno de los objetivos de ese encuentro era ofrecer a la ciudadanía datos objetivos de primera mano, y de que otros objetivos del acto, como ya habíamos anunciado en su convocatoria, eran intentar definir posturas, establecer prioridades, aunar esfuerzos, idear estrategias y nuevas líneas de actuación, y también trasladar a nuestras autoridades la enorme sensibilización de los ciudadanos de Cáceres respecto al futuro de su patrimonio verde.

No forma parte de los objetivos de CáceresVerde omitir a la ciudadanía ningún dato, como usted tan alegremente afirma. Es más, se permite incluso afirmar que es nuestro “único objetivo”.

Si hubiera asistido a nuestra mesa redonda, también se habría dado cuenta de que quien no participó fue el Jefe del Servicio de Infraestructuras (a quien se invitó y se solicitó autorización para su participación formalmente a Alcaldía) ni nadie que pudiera aportar “datos objetivos” desde la concejalía de Fomento. ¿Tal vez porque piensan que el proyecto del aparcamiento de Primo de Rivera es un “proyecto positivo” por definición y no necesita más explicaciones? ¿Por qué no se aplican un poco de la medicina que parece sugerir para los demás y ofrecen algunos “datos objetivos” sobre ese proyecto? Aún estamos esperando que nos contesten a un escrito del pasado 20 de mayo, por ejemplo.

Por favor, no caiga en el error de ningunear a los casi 1.500 ciudadanos que nos han mostrado su apoyo mediante esas firmas. Hay muchos otros miles detrás, no hemos ido pidiéndolas puerta por puerta.

¿Qué es lo que pretende con esas declaraciones? ¿Enfrentarnos con los servicios técnicos, a quienes estamos siempre dispuestos a escuchar como hemos demostrado acercándonos a hablar con ellos? ¿Hacer creer a los ciudadanos que nos respaldan que están equivocados y que les estamos manipulando porque desean que el patrimonio verde de Cáceres sea respetado o por exigir que en nuestra ciudad no vuelva a existir ningún proyecto en el que existan árboles afectados sin que ni tan siquiera se considere la existencia y el destino de los mismos?

Y ahora paso a esa otra declaración, el anuncio de que ahora van a duplicar los árboles que había en Primo de Rivera. Le voy a dar algún que otro “dato objetivo”:

En Primo de Rivera hay espacios en los que hasta ahora ha habido árboles y donde simplemente no podrá volver a haberlos, ya que esos espacios quedarán ocupados por rampas y escaleras de acceso, ascensores, rejillas de ventilación, etc.

Por ejemplo, parémonos a pensar en cómo quedará la curva del edificio de Sanidad contiguo al Múltiple:

arboles-curva-sanidad

Todos los árboles que aparecen en la foto de arriba desaparecerán, así como los setos y las zonas de césped bajo ellos. En su lugar estará la rampa de salida del parking, y entre ésta y el edificio, la acera en curva junto a la rampa, sin espacio para ningún nuevo árbol.

Otro ejemplo son los dos grandes plátanos que hay en la esquina de Correos, que van a ser eliminados sin posibilidad de que se planten otros nuevos en su lugar, sencillamente porque su lugar va a estar ocupado por una de las rampas de entrada:

platanos_correos

Más ejemplos: los grandes plátanos que se han eliminado cerca de la esquina del edificio de los sindicatos, los cuales estaban situados en el espacio en donde irá uno de los accesos peatonales del aparcamiento:

platanos_sindicatos

Y hay más casos. Todos esos espacios que antes eran verdes desaparecerán para siempre con la obra del parking. Y recalco: para siempre, ya que donde estaban nunca se podrán replantar nuevos árboles.

Por tanto, ¿a quién pretenden engañar? ¿Quién omite datos objetivos a la ciudadanía realmente?

Cuando dice “en todo momento está garantizada la reposición de los mismos que, además, duplicará al número actual“, está omitiendo a los ciudadanos que no conocen realmente el proyecto (la inmensa mayoría, por cierto) que nunca podrá estar “garantizada la reposición de los mismos”, sencillamente porque en donde antes estaban esos árboles después no habrá sitio para reponerlos, y cuando dice que duplicarán el número actual, ¿a qué están jugando? ¿dónde los van a plantar? ¿unos encima de otros? La única forma de duplicar el número de árboles originales es poner más arbolitos muy juntos en los espacios que quedarán disponibles. Más juntos que lo que aconseja la lógica y la buena práctica de la jardinería urbana (el doble de árboles en mucho menos espacio), salvo que el objetivo sea que los nuevos árboles sean siempre pequeños.

En definitiva, Sr. Mateos, a los ciudadanos de Cáceres no les gusta que les quiten sus árboles. Pero menos aún les gusta que se se les trate como si fueran idiotas.

Y, por cierto, con la obra del parking la avenida Primo de Rivera queda hipotecada para siempre, ya que en el futuro no habrá posibilidad de añadir nuevo arbolado. Incluso en el caso de que se decidiera dentro de algún tiempo peatonalizar esta avenida (o bien reducir el tráfico ampliando las zonas peatonales), la existencia del forjado superior del parking impedirá la plantación de más vegetación.

Hay que tener en cuenta que sólo algunas partes de las aceras originales tendrán terreno firme debajo (ni siquiera todo el acerado original, dada la existencia de rampas, escaleras, ascensores, rejillas de ventilación, etc). El resto del suelo de la avenida estará directamente situado sobre lo que se podría considerar como “la cubierta del edificio enterrado”. Se podrá sustituir el pavimento sobre el forjado superior, pero nunca plantar vegetación salvo en maceteros o jardineras. Si algún día futuro esa avenida se convirtiera en peatonal o semipeatonal, el resultado sería aún peor que en la calle San Pedro de Alcántara, porque no podrían plantarse más árboles en su superficie.

Share This